Armonía


Fundamentos armónicos

Tocar en tonalidad de Do mayor implica el uso de la escala de Do mayor (sucesión formada por las notas Do, Re, Mi Fa, Sol, La y Si). Tonalidad y escala están relacionadas con  los acordes que se forman en cada una de las notas de esa escala concreta al añadir intervalos de tercera (Do, Mi, Sol, Si o Re, Fa, La, etc.). En la tonalidad de Do Mayor tenemos los acordes “principales” Do Mayor (primer grado) Fa Mayor (IV grado) y Sol séptima dominante (V grado) – a veces este acorde se entiende como uno mayor si tiene omitida la séptima -. Estos acordes contienen todas las notas de la escala entre los tres y se denominan de TÓNICA, SUBDOMINANTE Y DOMINANTE respectivamente.



Pero la escala tiene 7 notas, así es que hay además otros acordes que se forman en el segundo, tercero, sexto y séptimo grados. Estos son menores en el II, III y VI, o sea: Re menor, Mi menor y La menor; el séptimo grado es disminuido (Si dim.) o menor séptima quinta disminuida (Si m7 b5) según tenga o no la séptima, pero éste “come aparte”, aunque debemos tenerlo en cuenta.
Estos son, por lo tanto, los acordes que salen de la escala de Do Mayor:
Do Mayor 7, Re menor 7, Mi menor 7, Fa Mayor 7, Sol 7, La menor y Si menor 7 (b5).
Para afianzar lo expuesto hasta ahora recomiendo tocar estos acordes.

Es muy usual que un tema pase de un modo mayor a un modo menor.
Bien, el modo menor al que suele pasar normalmente un tema (que ha estado en Mayor) es al relativo que se encuentra en el sexto grado de la escala mayor. En este caso concreto Do Mayor pasaría a La menor (que es su sexto grado) y a partir de ese momento el acorde de La menor pasa a ser el Tónico y se vuelve a establecer un nuevo orden en el que este La menor es el primer grado, Si m7 b5 sería el segundo y así sucesivamente.
La escala o modo de la “nueva tonalidad” es la escala menor natural (es la misma sucesión de sonidos comenzando en la nota La), pero si no cambiamos una nota que nos permita tener un acorde de dominante en el quinto grado de esa escala de La menor (Mi 7 en vez de Mi menor) el oído nos llevaría nuevamente a identificar la tonalidad como la de Do Mayor, porque el acorde de dominante Sol 7 (V de Do) tiene mucha fuerza de atracción hacia Do Mayor y nos dará la impresión de que todos los acordes giran en torno a ese Do mayor.
Para que el La menor tenga su propio acorde de Dominante en su Quinto grado, que permita atraer a ese La menor, se cambia una nota de la escala (el Sol por el Sol sostenido) y así, con el nuevo sol sostenido, tendremos la escala de La menor armónica, lo que implica un ligero cambio en algunos de los acordes originales quedando así:
La menor,  Si menor 7 b5,  Do Mayor 7 con 5 aumentada,  Re menor 7,  ¡¡ Mi 7 !!,  Fa Mayor 7 y Sol sostenido disminuido.
Para algunos parecerá un poco rollo, así es que lo mejor que podemos hacer es intentar comprenderlo con el oído.
Vamos a tocar algo así:
Re menor, Sol 7,  Do Mayor, Do Mayor,
Si menor 7 b5,   Mi 7,  La menor,  La menor,
En los primeros cuatro acordes estamos en el modo mayor (II –V – I Mayor) y en los cuatro segundos en el modo menor (II –V – I menor).

Por cierto, los acordes del modo mayor y del menor son intercambiables: podemos estar tocando en el modo menor y usar acordes del modo mayor.
En lo que respecta a la elección de una u otra tonalidad, eso está en función de la tesitura idónea para la melodía y también porque hay unas tonalidades que en unos instrumentos suenan con más o menos brillo que otras.
¡¡Buena Suerte!!
Ping Lau


Cifrado moderno

Antes de seguir adelante se hace necesario explicar (al menos básicamente) el cifrado moderno conocido también como cifrado americano porque éste se extendió entre las publicaciones americanas de los “nuevos cancioneros” (los “Real Books” ) que contienen una buena parte de la música popular, en especial de jazz, de los últimos tiempos; sin embargo, hemos preferido llamarlo cifrado moderno o internacional.

Éste es un cifrado muy cómodo para reconocer de un vistazo rápido los distintos acordes y tonalidad (o áreas tonales) de un determinado tema. Por otro lado también  simplifica la escritura y la edición gráfica.

Normalmente, los acordes se forman al superponer intervalos sucesivos de terceras en este orden: Tónica, tercera, quinta, etc. Decimos que un acorde es de tríada cuando está formado por la tónica, la tercera y la quinta; es de séptima, cuando se añade la séptima a la tríada; con la novena, cuando se añade una nueva tercera sobre la séptima (la novena), y así sucesivamente.

Tónica (primera nota, le da su nombre al acorde)
Tercera
Quinta
Séptima
Novena (la 2ª después de la octava)
Oncena (se refiere al los intervalos de 4ª)
Trecena (es la 6ª)

Con las 7 primeras letras del abecedario se representan las notas a partir del LA: A B C D E F G (La Si Do Re Mi Fa Sol); pero además sirven como cifrado del acorde de tríada mayor en un contexto de armonía (C = Do mayor).

Para representar un acorde menor sólo es necesario añadir, después de la letra, una “m” o un signo menos (Cm, Dm, Em, etc.). Si, además, tuviese la séptima quedaría de esta manera: Cm7, Dm7, etc. En caso de ser mayor con séptima quedaría así: CMaj7, Dmaj7, Emaj7, etc. (aunque también podemos encontralo representado con un  triángulo después de la letra que representa el acorde mayor de tríada).

El “7” después de la letra que representa la tríada mayor nos dice que el acorde es de séptima de dominante (una séptima menor añadida a una tríada mayor).

Acordes de la escala menor natural de LA:

Am Bm7(b5) Cmaj7 Dm7 Em7 Fmaj7 G7 (igual que en Do mayor, pero comenzando en su sexto grado).

Acordes de la escala menor armónica de LA (con el Sol sostenido).

Am Bm7(b5) Cmaj7(#5) Dm7 E7 Fmaj7 G#dim7
(Todos los acordes que puedan contener la nota Sol # se verán afectados, entre ellos el quinto grado).


Análisis armónico

Opinamos que, para tocar bien un tema, se hace necesario un análisis previo del mismo. Este análisis se puede realizar desde distintas perspectivas: una de éstas es la armónica.

Una recomendación es buscar los acordes de dominante porque, como hemos visto, solo hay uno en el quinto grado de la tonalidad, de este modo podemos comprobar si los acordes posteriores y anteriores a este dominante pertenecen a la misma tonalidad y, por lo tanto, descubrir las escalas adecuadas para las distintas áreas tonales del tema.

EJERCICIO 1


Inversión de acordes en el bajo


Inversión de acordes en una progresión



Dominantes secundarios

En el EJERCICIO 1 vemos que los acordes de dominante (E7 y G7) tienen una fuerte tendencia a llegar al primer grado menor o mayor (Am o Cmaj7). Es por esto que se pueden "invitar" a otros acordes de dominante, que no pertenecen a la tonalidad, a participar en en ella; así, podemos usar un dominante nuevo para llegar a cualquier otro acorde formado sobre el grado 2º, 3º, 4º, 5º... Estos nuevos acordes de dominantes (relacionados con la tonalidad) se denominan dominantes secundarios.